DAMIEN JURADO “¿No te alegras por mí?”

11 octubre, 2010 § Deja un comentario

Los cuentos del escritor norteamericano Richard Bausch se mueven entre la desolación y la ruptura emocional. Hablan de relaciones quebradas por el tiempo, se sitúan en la frontera entre lo perdido y lo aún por llegar. A mi me recuerdan a las canciones de Damien Jurado, tristes pero con la dignidad de quién sabe de lo que habla, tan honestas que a veces duelen.

Damien estuvo de gira por aquí hace unas semanas y parece que le va bien. Digo que le va bien porque después de pasarse más de 15 años cantando sobre relaciones de pareja arruinadas por el paso del tiempo, ahora le ha tocado a él. En su anterior album “Caugth in the trees” cantaba en primera persona y con una sinceridad acongojante el divorcio con quién fuera su mujer durante todos estos años. En menos de un año ha sacado otro disco magnífico :“Saint Barlett”, un disco de versiones con Richard Swift (se puede descargar gratuitamente en la web) y también un elepé con su hermano bajo el nombre de “Hoquiam”. Y digo que le va bien porque sus canciones se han hecho más profundas, complejas y con mayor capacidad para empatizar con quiénes las escuchan.


Damien Jurado nació en Seattle y hasta los 20 años no aprendió a tocar la guitarra. El hecho de llegar tarde a la música es significativo, su música siempre ha sido la de alguien que sabía demasiado sobre el dolor, como si fuera el resultado de varias vidas llenas de errores y mentiras.

El sufrimiento porque sí es algo que está sobrevalorado en los cantautores. Muchas veces parece más una pose que un motivo para la creación. Estar triste, por lo visto, está de moda. No es su caso, de eso estoy seguro.

-¿Mary?- La llamó con voz queda pero ella no le oyó.

Ya había traspasado el umbral del vestíbulo, camino de la cocina. Ballinger se inclinó y encendió la lamparita de la mesilla, y luego se tumbó. Era tal la tranquilidad que se respiraba allí… Por las ventanas veía cernerse la oscuridad. Las paredes se cubrieron de dibujos: sombras, formas, que sigilosamente reclamaban su mirada. Cerró los ojos, prestando atención a los leves ruidos que procedían de la cocina, donde Mary arreglaba las flores, con el grifo abierto. Mary, la había llamado. Y, sin embargo, no se imaginaba qué hubiera acertado a decirle si ella hubiera oído su voz.”

(Extracto del cuento “¿No te alegras por mí?” de Richard Bausch publicado por la editorial Tropismos)

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo DAMIEN JURADO “¿No te alegras por mí?” en El hombre sin cabeza.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: