SETH Y SAM AMIDON “La vida es buena si no te rindes”

13 octubre, 2010 § Deja un comentario

En su primera novela, llamada “Hilo Musical” y publicada hace unos meses por la editorial Alpha Decay, Miqui Otero utiliza a un personaje que define como “viejoven”, es decir alguien que aún siendo joven se viste, se mueve y piensa como alguien mucho mayor que él. Y ser mayor implica haber cumplido algunos años obviamente, pero sobretodo significa pertenecer al pasado, ser de otra época, tener otro ritmo. Saber que nada volverá a ser lo mismo.

Dos grandes artistas del “nada volverá a ser lo mismo” son el autor de cómics Gregory Gallant, más conocido como Seth y al compositor de canciones Sam Amidon. A los dos les une el amor por el pasado y lo que eso significa estéticamente, que en términos cuantificables equivale a una irremediable nostalgia unida a una profunda melancolía. La palabra nostalgia, que viene del griego y es la suma de los conceptos regreso y dolor, sirve para entrever el universo de estos dos artistas. Vamos por partes.

Seth es uno de los más interesantes autores de cómic actuales. “La vida es buena si no te rindes”, “Ventiladores Clyde” o “George Sprott” son sus obras traducidas al castellano. Todas ellas recomendables. Seth juega con el pasado, en tanto escenario, tomándolo como atmósfera y casi siempre como argumento. Son historias centradas en personajes, ya al fin de sus días, que siguen atados a lo sucedido, al pasado. Este “echar la vista atrás” es central en su obra y su gusto por la estética de principio de siglo le hace un autor inclasificable.

Sam Amidon es un extraño cantautor nacido en Vermont, Massachusetts, y recoge la tradición del folk, bluegrass y blues norteamericana para llevarla muy lejos. Tan lejos como Islandia, dónde han sido producido sus discos y dónde forma parte de un, también, extraño colectivo llamado Bedroom Community, junto a luminarias de lo contemporáneo como Nico Mulhy, Ben Frost o Valgeir Sigurðsson. Lo curioso es que poco tienen que ver entre ellos, simplemente están fuera de nuestro tiempo, es música de otra época, o quizá, para ser más justos, se podría decir que Sam Amidon está fuera de tiempo.. Sam Amidon podría haber nacido a principios del siglo pasado, al menos si lo miras con los ojos del siglo XXI, y crea una misteriosa y maravillosa música a partir de instrumentos como el banjo o con el uso de su voz. Su último disco “I see a sign” es una mezcla, casi perfecta, entre experimentación y tradición. Pensar que Sam nació en 1981, “viejoven” en toda regla.

La vida es buena sino te rindes o eso dicen. Lo que es un hecho es que nada volverá a ser igual, por lo que presumo que el presente es lo único que existe.

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo SETH Y SAM AMIDON “La vida es buena si no te rindes” en El hombre sin cabeza.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: